Abbott A Abbott Mama Mexico Abbott: A Promise for Life
¿No es residente de México? Haz clic aquí.

Desarrollo del sistema inmunológico

Protege a tu hijo de las invasiones externas

Las defensas inmunológicas de tu hijo son un sistema complejo que incluye ciertas células, tejidos y órganos. Alrededor de 70% se encuentra en los intestinos. El sistema inmunológico trabaja como una puerta para proteger al cuerpo contra bacterias, virus y otros "invasores" externos –llamados antígenos–que pueden causar enfermedades.

Ciertos nutrientes contribuyen con el sistema inmunológico porque forman un intestino sano y promueven el desarrollo de las células y anticuerpos que luchan contra los antígenos. Una dieta equilibrada es esencial para lograr un sistema de defensas sano.

Conoce tus nutrimentos

El primer paso para lograr un sistema inmunológico sano

  • Nucleótidos – Se encuentran naturalmente en la leche humana; mantienen al intestino saludable y promueven el desarrollo de las células y anticuerpos que luchan contra los antígenos
  • Prebióticos – sustancias como los galacto-ologosacáridos (GOS) o fructooligosacáridos (FOS) son los alimentos preferidos de las bacterias "buenas", ayudan a mantener saludable el tubo digestivo para ayudar naturalmente al sistema inmunológico de tu hijo
  • Probióticos – Bacterias "buenas" en los intestinos que ayudan a prevenir la invasión de bacterias "malas" que causan enfermedades
  • Simbióticos – Combinación de probióticos y prebióticos 
  • Acidos grasos (omega 3 y DHA, omega 6 y AA) – Necesarios para la producción de sustancias químicas que regulan las respuestas del sistema inmunológico e inflamatorias
  • Vitamina A – requerida para el funcionamiento normal del sistema inmunológico porque debe mantener la integridad y la función de las células de las mucosas
  • Vitamina E – un potente antioxidante biológico
  • Hierro – esencial para mantener un sistema inmunológico saludable. Las personas con deficiencias de hierro son susceptibles a infecciones.
  • Zinc – Clave para mantener un sistema inmunológico saludable y para resistir las infecciones

Consejos para aumentar las defensas:

  • Lactancia – Amamanta por el mayor tiempo posible antes de cambiar a una dieta recomendada por tu médico. Si escoges hacer una transición a una fórmula de continuación y tu hijo tiene más de 1 año de edad, escoge una fórmula que contenga todos los nutrientes mencionados para la dieta de tu hijo 
  • Una inyección de amor – Preguntale al médico si tu hijo tiene todas las vacunas  
  • Una dieta nutritiva – La falta de ciertas vitaminas y minerales podría debilitar la respuesta inmunológica, por eso, las dietas con muchos nucleótidos (carnes magras y hongos), prebióticos (frutos secos, frijoles y granos integrales) y probióticos (yogurt) pueden ayudar a reforzarla
  • El aire puro - Evita la exposición al humo del cigarrillo y a las sustancias tóxicas (productos de limpieza domésticos, fertilizantes y plaguicidas) que debilitan las defensas
  • Una cuestión física – Hacer ejercicios es bueno para el desarrollo físico y mental así como para poner en forma las defensas.
  • Relájate – El estrés afecta la capacidad del cuerpo para responder ante las infecciones de modo que debes crear un ambiente tranquilo para fortalecer el sistema inmunológico de tu hijo y darle mucho tiempo de descanso para ayudar a que sus defensas estén en el mejor nivel