Abbott A Abbott Mama Mexico Abbott: A Promise for Life
¿No es residente de México? Haz clic aquí.

Desarrollo infantil

Logros importantes

Desde los primeros instantes posteriores al nacimiento de tu hijo, sabes que tu vida no volverá a ser la misma. Tu hijo cambiará cada semana –incluso a diario- a medida que comienza a notar y a interactuar con el mundo que lo rodea. Prepárate para saber qué esperar a medida que tu bebé madura.

"Esa primera sonrisa compensa todas las noches sin dormir."- madre de 2 niños

Empezando a conocerse

¿Quién es realmente ese pequeño y bello extraño con el que aceptaste pasar tu vida?

Esta guía te ayudará a entender mejor a tu bebé porque explica:

El lenguaje del bebé: cómo se comunica sin palabras

Muchas mamás están convencidas de que sus bebés las conocen en el momento en el que nacen. Probablemente tengan razón.

Los bebés incorporan información a través de todos sus sentidos, y luego la usan para comunicarse contigo.

Aquí está el cómo tu bebé recolecta información, se comunica y se relaciona:

  • Con tan sólo una semana, tu bebé puede distinguir tu voz de las voces de otras mujeres (Los recién nacidos parecen responder más a las voces más agudas de sus mamás y de otras mujeres que a las voces más graves de sus papás y de otros hombres)
  • Incluso en las primeras semanas, los bebés se comportan en forma diferente con las distintas personas con las que se relacionan - mamá, papá y otros- y en todas las situaciones, tu bebé está creando lazos, vínculos, y aprendiendo que es una persona separada que ayuda a dar forma a sus relaciones con los otros

Más allá de la vista

Aparentemente tu bebé es pasivo: come, duerme y espera que hagas cosas para él.

  • Busca formas de adaptarse al mundo afuera del vientre (dormir es una forma que usa para organizar su vida, "desconectando" el entorno para conservar la energía que necesita para crecer)
  • Te da señales: obsérvalo atentamente y aprenderás la cantidad de estimulación que puede tolerar y cuándo estará listo para hablar, comer, cantar o jugar (Las señales de "Estoy feliz y listo para jugar" incluyen los ojos abiertos, los brazos y las piernas relajados, e incluso podría llegar a apretar tu dedo fuertemente en forma juguetona)
  • Está listo para decir esto es suficiente: si se juega o habla con un bebé o se lo alimenta demasiado, tal vez el bebé haga una mueca, se de vuelta y mire hacia otro lado, apriete su puño o se mueva de forma nerviosa o escupa (estos mensajes significan: "Más despacio, por favor. Necesito más paz y tranquilidad.")

Cómo establecer los patrones de sueño para tu bebé de dos meses

Cuando tu bebé tiene entre 6 y 12 semanas, probablemente duerma por periodos más largos a la noche. Si no lo hace, tal vez debas ayudarlo a aprender a volver a dormirse solito.

  • Colócalo en su cuna, en vez de mecerlo o sostenerlo
  • Espera hasta que esté como somnoliento, pero despierto; luego, recuéstalo en su cuna, di "buenas noches", apaga la luz y sal del cuarto
  • Si llora, espera unos minutos antes de regresar
  • Si sigue llorando, regresa a la habitación (sin prender la luz), acarícialo y háblale de forma tranquila hasta que se calme, luego di: "buenas noches" y sal del cuarto nuevamente
  • Si empieza a llorar nuevamente, repite esta secuencia hasta que se duerma

Tal vez tarde algunos días, pero aprenderá. Establecer esta habilidad cuando el bebé es todavía pequeño ayudará a evitar batallas a la hora de ir a dormir cuando crezca.