Abbott A Abbott Mama Mexico Abbott: A Promise for Life
¿No es residente de México? Haz clic aquí.

Desarrollo infantil

Logros importantes

Desde los primeros instantes posteriores al nacimiento de tu hijo, sabes que tu vida no volverá a ser la misma. Tu hijo cambiará cada semana –incluso a diario- a medida que comienza a notar y a interactuar con el mundo que lo rodea. Prepárate para saber qué esperar a medida que tu bebé madura.

"Realmente festejé que mi bebé pudo permanecer despierto para jugar" – Mamá de 3

Reír a carcajadas

Es el cuarto mes, y tu bebé tal vez se convierta en un verdadero comediante.

Para fines de este mes, incluso ría a carcajadas. Este mes, aprende sobre:

Cómo entender el balbuceo: ayuda al bebé a desarrollar el lenguaje

Tu bebé emite sonidos por una razón, incluso si no la conoces. Una forma de ayudarlo a desarrollar el lenguaje es imitar sus sonidos, como si los dos mantuvieran una conversación inteligente que sólo tú puedes entender.

  • Habla con tu bebé a menudo cuando lo vistes, alimentas o bañas
  • Dale tiempo en silencio (apaga la radio y la televisión)
  • Alienta a tu bebé a girar la cabeza en dirección a los sonidos
  • Repite sonidos con frecuencia e intenta que tu bebé los imite
Cómo mantener la salud del bebé

Cómo mantener la salud del bebé: la importancia de las vacunas

A estas alturas, las consultas al pediatra ya son probablemente parte de tu rutina mensual. Las consultas al médico son una oportunidad para asegurarte de que tu bebé está creciendo y desarrollándose bien y para hacer las preguntas que tengas. Además, es el momento para que tu bebé reciba las vacunas que necesita (y para colocar cualquier vacuna que hayas omitido).

La vacunación regular sigue siendo la única forma de proteger a tu bebé –ahora y en el futuro- de modo que debes asegurarte que tu hijo reciba sus vacunas para ayudarlo a conservar la buena salud.


Descansa para lograr el éxito

Probablemente te dijeron muchas veces que los bebés deben dormir boca arriba. Pero ahora que tu bebé se da vueltas, no puedes controlar la posición en la que duerme.

Probablemente no haya problemas con que lo dejes dormir en la posición que le resulta más cómoda. Una vez que el bebé puede darse vuelta solo, generalmente entre los 4 y los 7 meses de edad, el riesgo de síndrome de muerte súbita normalmente disminuye.

En la cuna del bebé no debe haber cobijas gruesas, edredones, almohadas ni juguetes grandes, suaves o de felpa.