Abbott A Abbott Mama Mexico Abbott: A Promise for Life
¿No es residente de México? Haz clic aquí.

Desarrollo infantil

Logros importantes

Desde los primeros instantes posteriores al nacimiento de tu hijo, sabes que tu vida no volverá a ser la misma. Tu hijo cambiará cada semana –incluso a diario- a medida que comienza a notar y a interactuar con el mundo que lo rodea. Prepárate para saber qué esperar a medida que tu bebé madura.

"¡Vaya, ahora realmente van para todos lados!"- madre de mellizos

Agitar, golpear, dejar caer y arrojar

¡Cuidado! Una vez que el pequeño aprende que puede influenciar el mundo que lo rodea, explorar se convierte en su principal actividad

El gateo del mes anterior y otros trucos divertidos eran impresionantes. Los nueve meses traen aún más cambios. Averigua qué esperar este mes en nuestros apartados sobre:

De taparse y destaparse la cara a aplaudir: jugar crea cuerpos y mentes fuertes

Tú guiaste a tu bebé en sus etapas de desarrollo pero los tipos y la velocidad de adquisición de habilidades dependerán de la propia capacidad del bebé.

  • Juega a tapar y destapar la cara con el bebé frente a un espejo
  • Lee cuentos, nombra los objetos y las personas en cada página
  • Enseñale a aplaudir y jugar a "¿Qué tan grande es el bebé?"
  • Como siempre, abrázalo cuando sea posible, cálmalo cuando se intranquiliza, sonríe y habla con él, cantale suavemente a la hora de acostarse

El oso de peluche: la importancia de los objetos reconfortantes

Los animales de peluche, los juguetes o las cobijas son una parte importante del sistema de apoyo emocional de tu bebé.

  • Tranquilizarlo cuando está molesto, atemorizado o estresado
  • Ayudarlo a sentirse a gusto en un lugar desconocido
  • Protegerlo cuando no estás allí
  • Ayudarlo a dormirse

Contrario a lo que plantean algunas teorías, el uso de objetos de transición no es un signo de inseguridad. En realidad, demuestra que tu bebé ha sido amado y cuidado, y que se puede reconfortar a sí mismo. Esto es importante a medida que se vuelve más independiente.

Tu bebé querrá llevar su cobija a todos lados y preferirá que no se lave porque tiene su olor. Esto podría ser lo que le resulta tan reconfortante.

Angustia por la separación: despertarse para tranquilizarse

Justo cuando pensabas que tu bebé dormiría todas las noches, se vuelve a despertar. Ahora está luchando con la angustia por separación. Se despierta buscándote y buscando que lo tranquilicen.

  • Sigue un ritual uniforme de 10 a 30 minutos a la hora de acostarse
  • Insiste en que vaya a dormir con su cobijita o animal de peluche para que lo reconforte cuando tenga miedo y lo calme cuando no estás allí
  • Ve con él cuando llore y cálmalo con palabras, palmaditas o caricias en la espalda (Intenta no prender la luz, mecerlo, caminar con él o sacarlo de la cuna)
  • Verifica si se mojó el pañal o si hay signos de una enfermedad

Pies planos falsos: dales tiempo

Si los pies de tu bebé lucen planos, tal vez te preocupes. Los pies del bebé parecen planos por una capa de grasa que oculta al arco. Es una característica muy común en los niños pequeños y normalmente no es para preocuparse. Probablemente verás el arco cuando desaparezca la grasa, lo que sucede en general en dos o tres años.


El "no" de hoy te ayudará mañana

Tu bebé tiene una gran necesidad de explorar, lo que significa tocar, probar y arrojar todo lo que ve en su camino.

Aunque asocies la disciplina con algo negativo y la consideres un castigo, en realidad sólo es la creación de los límites necesarios que protegerán a tu bebé contra daños. A continuación presentamos algunas sugerencias para tomar medidas de disciplina equilibradas:

  • Sólo usa el "no" para cosas importantes; di "no" con firmeza y aleja al bebé de la situación cuando comienza a jugar con algo fuera de los límites por razones de seguridad
  • Responde inmediatamente porque la disciplina más eficaz se produce cuando el bebé está en el medio de la mala conducta
  • Distrae rápidamente al bebé cuando hace algo que no debe
  • Tal vez debas repetir "no" muchas veces antes de que lo entienda
  • Sé coherente para que entienda lo que puede y lo que no puede hacer
  • Trata de conservar la paciencia (aún cuando sea difícil)
  • Premia el buen comportamiento con halagos y abrazos