Abbott A Abbott Mama Mexico Abbott: A Promise for Life
¿No es residente de México? Haz clic aquí.

Un cuidado Primordial

Cuando tu bebé llega anticipadamente.

Se considera normal que el nacimiento del bebé se produzca entre las semanas 37 y 42 (40 semanas como promedio).

Al nacer un bebé se clasifica como:

  • Prematuro si nace antes de las 37 semanas de gestación
  • A término si nace entre las 37 a 42 semanas de gestación
  • Postérmino si nace después de 42 semanas de gestación

Los bebes prematuros son más pequeños puesto que no han terminado de "crecer" dentro del útero, por lo tanto, tendrán un peso bajo al nacer. Pero no todos los recién nacidos con peso bajo son prematuros por lo tanto no presentan los problemas derivados de la prematurez. Un bebé nacido a término puede pesar menos de 2.5 kilos y no tener ningún problema como los prematuros, pudiera tener algún trastorno derivado de su mala nutrición, pero ha nacido con todos su órganos bien formados.

El problema de los bebés prematuros es la inmadurez. El nacer antes de tiempo no les ha permitido completar las funciones de los distintos sistemas de su organismo. Para enfrentarse a las demandas metabólicas que exigen el crecimiento y la adaptación al medio extrauterino en un momento que no es el adecuado, sus órganos y sistemas funcionan al límite de sus posibilidades.

Las causas de la prematuréz no son siempre reconocidas, algunos de las siguientes condiciones de la mamá pudieran contribuir a un parto prematuro:

  • Cardiopatía
  • Diabetes
  • Falta de cuidado prenatal
  • Infección
  • Nefropatía
  • Mala nutrición
  • Preeclampsia: desarrollo de hipertensión arterial y presencia de proteína en la orina después de la semana 20 del embarazo
  • Drogadicción
  • Edad joven (una madre menor de 18 años)

Una mujer que haya tenido cualquiera de los siguientes problemas está en mayor de riesgo de presentar un parto prematuro:

  • Ruptura prematura de membranas o placenta previa
  • Parto prematuro previo
  • Problemas con el útero o el cuello uterino
  • Un nivel alto e inexplicable de alfa-fetoproteína durante el segundo trimestre del embarazo
  • Enfermedades o infecciones no tratadas (como infección urinaria o infección de las membranas amnióticas)

En México no se tienen estadísticas reales de la prematuréz, pero aproximadamente se calcula que entre el 10 y el 12 por ciento de los bebés - más de 250,000- por año nace en forma prematura. Por razones que aún no han podido determinar, el índice de nacimientos prematuros ha aumentado más de 30 por ciento desde los 80´s, tal vez relacionado con la mayor probabilidad que tienen las mamás actualmente de embarazarse. El nacimiento prematuro es un problema de salud serio. Los bebés prematuros corren un riesgo mayor de tener complicaciones de salud al nacer e incapacidades permanentes, como retraso mental, parálisis cerebral, problemas pulmonares y gastrointestinales, pérdida de la visión y la audición, e incluso la muerte, pero el riesgo es más alto en aquellos nacidos antes de las 32 semanas de gestación. En muchos casos, estos bebés requieren atención especial en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN), con personal médico y equipos especializados capaces de tratar los diferentes problemas a los que están expuestos Ganar semanas dentro del útero es el primer objetivo. Cuando más tarde en nacer, más posibilidades tendrá el bebé de sobrevivir sin secuelas.

Su Bienestar

Emocional
Cuando su bebé nació anticipadamente, sus sueños de un nacimiento “normal” y la experiencia de la crianza de los hijos llegaron a un final abrupto. Es normal llorar la pérdida de estos sueños, y no hay ningún límite hasta cuando usted debería seguir experimentando estos sentimientos. Incluso aunque usted piense que “ha superado” estos sentimientos, determinadas circunstancias pueden provocar de nuevo su acontecimiento más tarde en la vida. Aunque sus sentimientos sean únicos, sienta la tranquilidad de que otros padres han experimentado sentimientos similares. Es importante entender que es normal tener sentimientos y encontrar modos de enfrentarse con ellos. En esta sección, hablaremos de algunas emociones comunes después de un nacimiento prematuro y modos de ayudarle a ordenarlos y conducirla hacia la curación y la recuperación.

Choque y Renuncia
Cuando su bebé nació usted pudo haber tenido la sensación de que “Esto no puede pasarme”. El choque, o el sentimiento de insensibilidad, son la manera en que su mente lo protege de un acontecimiento traumático. Usted puede haberse sentido aislado y desorientado, incapaz de entender todos los detalles de lo que pasaba. El dirigirse a alguien en quien usted confía puede ayudar.

Culpa y Autoculpabilidad
Muchas madres se preguntan si el nacimiento prematuro fue su culpa. Ellas se culpan, constantemente preguntándose “Y si”, como ¿“Y si yo hubiera tenido mejor cuidado de mí? ” o ¿“Y si yo hubiera llamado al doctor más pronto? ” Esta duda de sí misma consume mucha energía que podría ser dirigida mejor hacia asuntos más importantes, como sus necesidades y las de su familia. Es importante hacer preguntas para entender la base médica de por qué su bebé nació anticipadamente. A menudo, esto puede darle la seguridad de que nada que usted hizo causó el evento. El reunirse con grupos de apoyo u otros padres que han experimentado su situación puede ayudarle a menudo a vencer estos sentimientos de la culpa.

Cólera
La cólera es una respuesta común a haber perdido la oportunidad de tener un bebé sano, “normal”. Su enojo puede estar dirigido a diferentes personas: su médico, su cónyuge o compañero, Dios, padres de bebés sanos, usted mismo, o hasta su bebé. Su ira puede hacerlo irritable, impaciente o emocionalmente inestable. Es importante tratar su cólera constructivamente, para evitar que afecte negativamente su relación con otros. No permita que nadie le diga que usted no tiene derecho a estar enojado. Libere su cólera gritando, hablando de ello, o hasta escribiendo una carta a la persona con la que usted está enojada (aun si usted no la envía) para ayudarle a aliviar su dolor. El fracaso para tratar con esta situación puede producirle un comportamiento abusivo o autodestructivo y depresión.

Miedo, Preocupación y Ansiedad
El inicio traumático de la vida de su niño puede hacer que usted se preocupe en exceso sobre el futuro y la salud de él, aún después de que ha mejorado lo suficiente para venir a casa. Usted puede sentirse temeroso de las citas del médico, las cirugías o las evaluaciones de desarrollo. Usted puede reducir su ansiedad obteniendo tanta información como sea posible. El dirigirse a un profesional de confianza a menudo puede aliviar sus miedos, haciéndole sentir que usted tiene más control cuando está bien informado. Por ejemplo, si usted está con miedo que su niño dejará de respirar, aprenda la Reanimación Cardiopulmonar. También, el dirigirse a otros padres de niños prematuros puede ayudar a tranquilizarle.

Tristeza
Es absolutamente normal sentirse triste después de que algo mal le ha pasado a usted o a alguien a quien ama. Puede llevar tiempo trabajar por su dolor y desilusión. Si encuentra que su tristeza no desaparece, puede experimentar depresión y puede necesitar ayuda profesional. La depresión es la respuesta de su cuerpo a estar emocionalmente vacío. La depresión le afecta tanto física como mentalmente. Una de cada cinco personas experimentará depresión en su vida, más a menudo después de un evento traumático o de una pérdida.

Cuando la Tristeza se Convierte en Depresión
Si su infelicidad no se marchará y usted comienza a sentirse “vacío”, puede estar deprimido y necesitará ayuda profesional. La depresión es la respuesta del cuerpo a estar emocionalmente vacío. Es una enfermedad que afecta al cuerpo como un todo, no solamente a la mente. Una de cada cinco personas llegará a estar deprimida algún día en su vida (más a menudo después de un evento traumático o de una pérdida).

Si tiene dos o más de los siguientes signos de depresión y estos duran más allá de dos semanas, consulte a su médico o a un terapeuta calificado. Puede necesitar ayudar para enfrentarse con su tristeza si usted:

  • A menudo tiene dificultades con el sueño (tiene problemas para dormirse, se despierta a media noche durante períodos largos, y/o con frecuencia se despierta demasiado temprano);
  • Duerme durante períodos largos de tiempo o necesita dormir más que de costumbre;
  • Se siente cansado después de una noche de haber descansado bien;
  • Se siente culpable, indefenso, o desesperado la mayor parte del tiempo;
  • Tiene disminuido el apetito y/o el placer del alimento;
  • Se siente no amado o rechazado;
  • Expresa comentarios negativos con frecuencia;
  • Tiene problemas para pensar o para concentrarse;
  • Experimenta una pérdida y/o ganancia de peso significativa;
  • Tiene un interés disminuido en sus actividades habituales.

Estos síntomas pueden ser también signos de la depresión posparto (DPP), un problema serio que afecta de 10 a 15 por ciento de las nuevas madres. La DPP puede ocurrir hasta un año después del parto. Si usted sospecha que sufre de DPP, consulte inmediatamente a su médico o a un terapeuta calificado. De ser dejada sin tratamiento, la depresión puede amenazar con su salud (y la de su bebé) y su seguridad. No se sienta “débil” si necesita ayuda para tratar su depresión. El reconocer cuándo la ayuda es necesaria da fortaleza.

Soledad
Muchas personas pueden no pensar en la soledad como una emoción que los padres de prematuros experimentarían. Sin embargo, si usted trabajó antes del nacimiento y se queda en casa con su niño ahora, no puede tener acceso a la red de apoyo y amistades que tenía antes. También, si debe quedarse en casa para proteger a su bebé de la exposición a los gérmenes, puede haber limitado su contacto con otros adultos. Busque relaciones con otros que entiendan su situación para vencer su soledad. Amigos, miembros de la familia, clérigos o un terapeuta, así como grupos de apoyo, son buenas opciones.

Enfrentándose con sus Sentimientos
Es muy importante aprender a enfrentarse con sus sentimientos, para su propia salud y bienestar, así como de su familia y de su cónyuge. Enseguida están varias estrategias que puede usar para manejar sus sentimientos.

Autoayuda
El ayudarse usted mismo a trabajar a través del trauma del nacimiento y cuidado de su niño, es un modo eficaz de manejar sus emociones. El método que mejor funcione para usted dependerá de sus necesidades individuales.

Los métodos posibles son:

  • Técnicas de relajación, como meditación, yoga y respiración profunda. Esté consciente de que la mayoría de los métodos requieren de práctica antes de que se vean los efectos a largo plazo.
  • Reconozca sus límites y establézcase expectativas realistas.
  • La escritura de un diario sobre sus sentimientos puede ayudarle a liberar emociones y crea un recuerdo agradable.
  • Aparte tiempo para una afición creativa, como pintura, dibujo, o música.
  • Encuentre cosas que lo hagan reír, como programas de televisión de comedia o libros de chistes.
  • Aprenda a manejar su tiempo con más eficacia, para reducir la tensión y la ansiedad. La organización de sus listas y rutinas liberará más tiempo y reducirá la frustración.
  • Reciba un masaje.
  • Invite a un amigo o vecino parte del día de modo que usted pueda tener algún ocio para tomar una siesta, dar un paseo o solamente disponer de algún tiempo solo.
  • Evite perder el tiempo con gente que le dé preocupaciones.
  • Trate de ejercitarse para construir su nivel de energía y aliviar el estrés.

Grupos de Apoyo
El tender la mano por ayuda lo hará capaz de enfrentarse mejor con su situación. Sin embargo, es importante que las person

Preparando una Lista

Finalmente, el día que usted ha estado esperando ha llegado. Su bebé ha tenido un maravilloso equipo de profesionales que cuidaron de él en la UCIN, y ahora usted será lo único responsable del cuidado de su bebé. Este puede ser un pensamiento abrumador. Ocasionalmente, cuando vienen a casa, los bebés requieren de diferente apoyo médico, como monitores de apnea u oxígeno, y también pueden necesitar servicios de enfermería dentro de la casa. La UCIN está para ayudarle a hacer la transición del hospital a la casa.

¿Qué puede usted hacer para prepararse para el regreso del bebé?

  • Revise sus notas y pregunte a su médico sobre la continuación en cuanto a las medicaciones dadas o los procedimientos administrados.
  • Averigüe quién estará asignado en su familia para ayudarle a coordinar las citas de seguimiento necesarias.
  • Averigüe si le permiten ponerse en contacto con la UCIN o la enfermera de disminución gradual en cuanto a preguntas sobre el cuidado general de su bebé.
  • Pregunte a su médico sobre lo que se considera como desarrollo normal para su bebé.
  • Pregunte sobre las vacunas necesarias antes de que usted salga del hospital.
  • Asegúrese de que su médico revisó todas las enfermedades de riesgo para su bebé, como el VSR (virus sincicial respiratorio), y aprenda a prevenir y descubrir los signos de esta enfermedad que amenaza la vida.
  • Averigüe si es seguro poner a su bebé sobre su espalda para dormir, consejo recomendado para reducir el riesgo del SMSI.
  • Averigüe sobre vitaminas y fórmula necesarias.
  • Si su bebé requiere medicación, anote el nombre y conozca el objetivo exacto del medicamento.
  • Obtenga instrucciones sobre la administración de medicamentos (de ser permitido), dosis y efectos secundarios, dosis omitidas, eficacia, y circunstancias de cuándo llamar al médico antes de administrar el medicamento.
  • Aprenda a tomar la temperatura de su bebé.
  • Asegúrese de que su pediatra ha visitado a su bebé mientras está en la UCIN y coordine el primer chequeo de su bebé.
  • Si usted planea hacer circuncidar a su bebé, averigüe si el procedimiento debiera ser hecho antes de la salida del hospital y por quién.
  • Si uno de sus bebés se va a casa antes que el otro (s), pregunte si le permiten traerlo de nuevo a la UCIN cuando visite a sus otros bebés.
  • Si su bebé se va a casa con apoyo adicional, como un monitor de apnea u oxígeno, aprenda el uso apropiado del equipo.
  • Si su bebé se va a casa con apoyo adicional, póngase en contacto con su cuerpo de bomberos, servicios médicos de emergencia, y servicios locales. En caso de una interrupción de la corriente eléctrica, estos servicios estarán conscientes de que su vecindario debería ser considerado una prioridad cuando determinen problemas de servicio.
  • Asegúrese de que cada uno de los involucrados en cuidar de su bebé ha sido entrenado en RCP infantil.
  • Regístrelo con la clínica de riesgo elevado del hospital, seguimiento o programa local de intervención temprana y vea con qué frecuencia debería hacer evaluar a su bebé.
  • Obtenga cualquier provisión especial necesaria, como ropa para prematuros. Si es posible, practique que viste a su niño, cambie pañales, y báñelo antes de que salga del hospital. Tales preparativos le harán sentirse más segura para hacer estas tareas solo en casa.

Para motivarte en esta etapa especial, te invitamos a imprimir el siguiente certificado de salida del hospital una vez que tu bebé haya sido dado de alta:

Certificado de Salida (PDF 226KB)



La información presentada en la Guía se apega a la información encontrada en la literatura médica o en la literatura del fabricante del producto y no debe ser interpretada como consejos médicos. Se debe recurrir a un médico para la interpretación y aplicación de la información aquí contenida. Mientras que se ha tomado sumo cuidado para asegurar la exactitud del contenido de este libro, Abbott International no es responsable de errores u omisiones en la continua exactitud de la información debido a los cambios que se puedan dar en el etiquetado del producto, así como en nuevos desarrollos en el campo y/o por cualquier consecuencia que surja de éstas. Por esta razón, se aconseja que, para información detallada así como otras referencias estándar, se consulte la información actual del producto proporcionada por el productor. © 2000 Abbott Laboratories

Consejos Prácticos para los Padres:
Cuidados Múltiples

Los padres de prematuros múltiples sugieren estos modos de ayudarle a vincularse con sus bebés:

  • Tenga una alimentación “especial” para cada niño por día.
  • Cuando sus niños tengan aproximadamente tres meses de edad corregida, tome duchas o baños con cada uno.
  • Disfrute del método del canguro y/o del masaje infantil con cada bebé.
  • Cuando usted se haya adaptado a la crianza múltiple de los hijos, trate de proveer listas de cuidados separadas (alimentación, puesta de un pañal y baños) cuando posible. Sea imparcial con sus bebés (por ejemplo, si usted se baña con el bebé John primero un día, báñese primero con la bebé Sue al día siguiente).
  • No sea demasiado duro con usted misma. Los padres de prematuros múltiples a menudo necesitan más tiempo para adaptarse. Cuando usted se siente mal porque no tiene tiempo para consumirlo con sus bebés, recuerde que sus bebés reciben el amor que ellos necesitan uno del otro, también.
  • Llegar a conocer a sus prematuros es un proceso lento que requiere tiempo y energía. Usted necesita revitalizar su energía de vez en cuando. Dése un receso al menos una vez por semana permitiendo que otros le ayuden.
  • Busque ayuda profesional si usted se encuentra sintiéndose inseguro de sus emociones, o la tensión comienza a afectar sus capacidades de crianza de los hijos y las relaciones con sus bebés.

Otros Afectados por un Nacimiento en Pretérmino

En medio de su pena, puede no darse cuenta de que el nacimiento prematuro de su bebé afecta a otros alrededor de usted, como padres, abuelos, y hermanos. Cada uno tiene maneras diferentes de manejar y expresar su sentimientos. Entender estas diferencias, puede ayudarle en sus relaciones con aquellos que ama.

Cónyuge o Pareja
El nacimiento de un niño a menudo exige demasiado de una relación, por lo que es natural que la tensión añadida de un nacimiento prematuro pueda tener mayor impacto. Si este impacto es positivo o negativo depende en gran parte de cómo reaccione la pareja. Si se muestran respeto mutuo y apoyo, las parejas pueden atravesar la situación con un compromiso más fuerte. Sin embargo, a menudo, las diferencias en cómo tratan las crisis las mujeres y los hombres conduce a tensión y resentimiento. La comunicación abierta es crucial para el funcionamiento a través de las dificultades.

Niños Mayores
Mientras su atención está enfocada en su bebé de pretérmino, sus niños mayores pueden sentirse descuidados. Su ausencia física, mientras usted pasa tiempo con su niño en el hospital, puede tener un efecto negativo en los hermanos más grandes. Ellos pueden estar preocupados sobre su hermanito o hermanita, como usted lo está. Intente invertir tiempo de calidad