Abbott A Abbott Mama Mexico Abbott: A Promise for Life
¿No es residente de México? Haz clic aquí.

Las mamás en forma son mamás felices

La actividad física regular durante el embarazo te ayudará a:

  • Mantener un peso saludable (y será más fácil que recuperes tu cuerpo anterior al embarazo después de dar a luz)
  • Mejorar la circulación
  • Satisfacer la creciente demanda de oxígeno – tuya y del bebé
  • Sentirte mejor y dormir mejor
  • Mejorar tu postura y aliviar el dolor de espalda
  • Reducir el riesgo de várices y calambres
  • Prepararte para el trabajo de parto y el parto

Qué hacer:

  • Consulta a tu médico o enfermera antes de empezar o de continuar un programa de ejercicios
  • Haz ejercicios al menos 3 veces por semana durante un máximo de 20 minutos por sesión
  • Caminar, nadar y los ejercicios prenatales son buenas opciones
  • Comienza de a poco y despacio si no eres una persona muy activa
  • Realiza un precalentamiento y relájate al finalizar
  • Estírate suavemente
  • Bebe agua antes y después de la actividad física para evitar la deshidratación
  • Usa ropa y calzado cómodos y adecuados

Qué no hacer:

  • No realices ejercicios sobre superficies duras
  • No realices ejercicios inmediatamente después de comer
  • Evita ejercicios con rebotes, movimientos bruscos y de alto impacto
  • Evita ejercicios que requieran que te recuestes sobre la espalda (después del primer trimestre de embarazo)

Interrumpe los ejercicios si sientes:

  • Dolor de espalda o pelvis
  • Hinchazón de los pies
  • Dolor de cabeza
  • Náusea
  • Mareo o sensación de desvanecimiento
  • Dolor en el pecho
  • Falta de aliento
  • Hemorragia vaginal