Abbott A Abbott Mama Mexico Abbott: A Promise for Life
¿No es residente de México? Haz clic aquí.

Después de un parto natural

Pasos posteriores a un parto natural


En el hospital

Te recomendarán que permanezcas en la cama para descansar y recuperar tu fuerza. Las enfermeras te pedirán que te levantes y camines lo antes posible para evitar que se te formen coágulos en las venas. Comenzarás a amamantar en la primera hora después del nacimiento. Se monitorearán tu presión arterial y tu pulso periódicamente hasta que te den el alta.

Antes de irte

Antes de dejar el hospital habla con tu médico o enfermero acerca de:

  • Cómo reconocer signos de una infección
  • El uso de tampones o no
  • Algún medicamento que necesites
  • El aseo y el cuidado de tu área perineal, si has tenido un desgarro o una episiotomía
  • La cantidad de descanso que necesitarás las próximas semanas

De regreso en casa

Después de volver a tu casa con el bebé, asegúrate de:

  • Tomar baños tibios poco profundos que te ayudarán a aliviar los dolores y a acelerarar la cicatrización
  • Cambiar las toallitas higiénicas a menudo para que puedas observar el color de la secreción vaginal
  • Decirle a tu médico si notas cualquier cosa fuera de lo común

Regreso a la normalidad: los cambios del útero

A medida que el útero vuelve a su estado normal, tu vientre volverá gradualmente al tamaño normal; para el día 14, tu médico ya no podrá sentirlo desde afuera del abdomen. Tendrás secreción vaginal con sangre roja brillante que gradualmente cambiará a café pálido, luego amarilla por los próximos 10 a 14 días.

Entonces podrás tener uno de tus periodos normales.