Abbott A Abbott Mama Mexico Abbott: A Promise for Life
¿No es residente de México? Haz clic aquí.

Fórmula

Preparación y almacenamiento

Si estás usando sólo fórmula o la usas para complementar la leche materna, la manipulación y preparación de la fórmula pueden ser sencillas una vez que dominas los puntos básicos.

La preparación de la fórmula lista para usar es fácil. Sólo desenrosca la tapa –sin mezclar ni medir- y la fórmula está lista para tu bebé.

La fórmula no necesita ser calentada. Una nota muy importante: si escoges entibiar la fórmula, no lo hagas en el microondas, ya que el líquido se calienta de forma irregular, y puede dejar zonas de líquido demasiado calientes que podrían causar serias quemaduras a tu bebé. En una olla separada, calienta agua a punto de ebullición por 5 minutos y deja que se entibie. Coloca algunas gotas en la parte anterior de tu muñeca para asegurarte de que no está demasiado caliente (o fría).

Si tu bebé no toma directamente de un biberón listo con chupón, puedes almacenar el envase que has abierto de la fórmula lista para usar en el refrigerador hasta 48 horas. Consulta la etiqueta para obtener las instrucciones específicas. (Asegúrate de volver a colocar la tapa.)

Si tu bebé no toma todo un biberón de fórmula en una hora, desecha el sobrante. No la guardes para después. Cuando come, la saliva del bebé puede contaminar la fórmula del biberón. Si sucede esto, volverla a calentar o refrigerarla no matará las bacterias.

Si calientas la fórmula, y tu bebé decide no tomarla, no la refrigeres ni recalientes después. Deséchala.